El virus aprovecha una brecha de Windows. Reino Unido y España, entre los países más afectados.

Empresas e instituciones de más de 150 países de todo el mundo, entre ellas Telefónica, en España; Renault, en Francia; el sistema de salud de Reino Unido, o el propio sistema ferroviario alemán, sufrieron el viernes un ciberataque por ransomware, un programa malicioso capaz de cifrar la información almacenada en los equipos de las víctimas y paralizar a las empresas afectadas.

 

Ransom_WannaCry_78997w232h175.jpg

 

El ransomware WannaCry aprovecha una brecha de seguridad del sistema operativo Windows reconocida por la propia compañía el pasado 14 de marzo y que se salva instalando el parche correspondiente. El problema llega cuando estas actualizaciones de seguridad, tanto de Windows como del resto de los programas instalados en todos y cada uno de los equipos de cualquier red empresarial, no se realizan. Desafortunadamente, sucede demasiado a menudo en redes complejas con un número importante de clientes, bien por temor a incompatibilidades, porque no existe un adecuado inventario de programas por cliente o porque la instalación final de dichas actualizaciones depende del propio usuario.

Desde G DATA recomendamos a las organizaciones, especialmente si tienen más de 50 puestos, G DATA PatchManagement. Esta herramienta automatiza la instalación de parches de seguridad, hotfixes y actualizaciones de cualquier tipo.

Para mayor informacion: https://www.gdata.es/noticias/2017/el-ransomware-wannacry-pone-en-jaque-la-ciberseguridad-de-todo-el-mundo